Saber escribir será un indicador de pobreza

7 diciembre, 2018 - 4 minutes read
mujer_escribiendo_nexoi

Cualquier herramienta que agilice y permita compartir instantáneamente nuestro trabajo, hará que escribir a mano se convierta en algo de poco valor.

Perdida la necesidad de escribir, hacerlo no tendrá sentido.

“Todo el día con el móvil!”, “sentados a una mesa y no hablan, sólo miran el móvil ”, seguro que habéis oído (o dicho) estas frases en muchas ocasiones en los últimos años, especialmente a padres y a abuelos. Es innegable que una nueva forma de comunicación ha llegado para quedarse y es irreversible, es más, es solo el comienzo.

Habéis visto la película “wall-e”? Las mentes brillantes de Pixar ya lo vaticinan en esta fantástica película semi-muda. Cuando la tecnología nos permite comunicarnos en todo momento con quien queramos, irremediablemente nos olvidamos de otros métodos, además de perder la necesidad de vernos físicamente.

Los asistentes de voz, las interfaces neuronales, la inteligencia artificial… estas tecnologías se convertirán en muy pocos años en herramientas cotidianas de cualquier ciudadano del primer mundo. Se integrarán en nuestras vidas desde la infancia y se perfeccionarán para su uso en cualquier área de conocimiento. No es una opinión, ya está sucediendo.

Sin duda, estas herramientas se convertirán en aliadas inseparables de la educación de las futuras generaciones de cualquier economía avanzada y los focos de aprendizaje pivotarán hacia necesidades que nada tendrán que ver con la necesidad de saber escribir con un boli y un papel, más allá de las artes.

Pero esto pasará, como digo, en países del primer mundo, pero que pasará con el resto?  Que pasará con los niños de las escuelas que no tengan acceso a esos recursos? Invertirán sus gobiernos en estas tecnologías? Lo hacen ahora? La respuesta es NO.

maquina_escribir

Los lápices y bolígrafos acompañarán a las máquinas de escribir y a los teclados de ordenador en las vitrinas de museos.

Debemos centrar el diseño en todos los usuarios posibles.

Mientras la brecha digital y el acceso a la tecnología siga creciendo, menos oportunidades de crecimiento habrá para millones de personas. Si no invertimos en tecnologías accesibles a cualquier ciudadano, haya nacido donde haya nacido, saber escribir será cosa de “pobres”, por qué si no necesitas saber escribir… para qué vas a aprender?

Me imagino a un chaval preguntando a otro:

“¿tú sabes escribir con un boli?, ¿para qué? que pérdida de tiempo!”

Al ritmo que vamos, no creo que pasen más de 25 años para ver establecida esta nueva realidad. Yo tengo 41 así que, cuando llegue el momento, intentaré enseñar a escribir a mi futuro nieto, como lo hacíamos sus abuelos en el mundo analógico. Seguramente pensará que soy viejo loco y que usar un lápiz es inútil, quién sabe…

Quieres saber más? en este artículo de hablamos de la revolución en el diseño que supondrán los gestos para el ux design.

 

 

Please follow and like us:
1 Comment
  1. Avatar
    Max
    8 diciembre, 2018Responder

    Amazing!!!

Join the conversation

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Responder a Max Cancel