Ventas vs Branding

3 diciembre, 2018 - 7 minutes read

Branding_ivan_jimenez_nexoi_creatividad

Me ha llevado mucho tiempo responder a esta pregunta profundizando en los detalles. Quiero escribir un artículo que hable de estrategia y de algunas de las ideas más relevantes que tengo sobre la diferencia entre ventas y marca. Este pensamiento es, sin duda, la clave que define mi forma de trabajar y el éxito de mis clientes.

Las marcas más grandes del mundo no se esfuerzan en vender.

Apple, nike o CocaCola, construyen su marca cada día con sus productos o sus servicios, pero principalmente buscan transmitir sensaciones, emociones y reacciones acerca de su marca. Al oír estas marcas, seguro que muchos sentimientos te han llegado a la cabeza, sentimientos que nada tienen que ver con el producto ni con las ventas y que sin embargo son los motores del crecimiento de las cifras de negocio de estas empresas.  Es pensar a largo plazo y no en las ventas de mañana lo que permite construir marcas que capturen la imaginación del consumidor, que haga que se sienta identificado con los mismos valores y tenga ganas de formar parte de esa comunidad.

Si piensas en mi, yo no intento vender constantemente, no encontrarás un artículo mío diciendo “Soy Iván Jiménez, Cómprame!!”,”NEXOI es lo que buscas!!”, no necesito decir esto, ya tengo clientes. Construyo a largo plazo para que mi marca se reconozca como única y se diferencie de los demás, no solo por mis servicios, sino fundamentalmente por mis valores y las experiencias que soy capaz de generar. Cuando pienses en Iván Jiménez, las reacciones positivas y los valores de los que siempre hablo: Pasión, estrategia, creatividad, honestidad, son los que te tienen que venir a la cabeza. Esta es la diferencia entre ventas y marca, ¿Quieres convertir todo el tiempo o quieres crear experiencias?

Las marcas han de ser capaces de cambiar positivamente la vida de sus stakeholders. ¿Alguna vez has visto un anuncio de Nike diciendo compra mis zapatillas? Nunca, porque Nike se centra en centra en construir una relación a largo plazo con sus clientes y centra toda su energía en transmitir como son sus valores lo que hacen de su producto algo único y diferente a los demás.

Si esto vale para Nike, también vale para mí, y también vale para ti.

Todos los días me encuentro con empresarios y directivos que piensan que no pueden hacer lo mismo. Piensan que como son más pequeños que CocaCola no pueden centrar sus esfuerzos en conectar emocionalmente con sus clientes, en iniciar un proceso de marca y en construir un legado. Están condenados a perderse entre el ruido que hacen los que no se ven diferentes.

Ya seas un consultor autónomo, un pequeño despacho, una pyme o una gran multinacional ¿quieres que tu empresa siga siendo reconocida dentro de 25 años? Empieza a construir una marca ya o no lo conseguirás. ¿Quieres dejar de competir en precio y competir en valor? Construye tu marca ya. Y no solo debes hacerlo desde ya, debes ser constante y hacerlo cada día o te adelantarán por la derecha. Si el 85% de todas las marcas del mundo desapareciera mañana, a nadie le importaría. Solo las que tienen esto claro conseguirán ser relevantes.

Crea contenidos que aporten valor y compártelos a diario. Deja de promocionar tus productos o servicios constantemente y de decir ¡¡ven a comprarme!! y convence con tu forma de ser, de trabajar y de hacer las cosas de que vengan a ti. Piensa en Red Bull, sus canales están llenos de contenido que contagian ganas de vivir de manera extraordinaria y de exprimir la vida al máximo.

Sus esfuerzos de marketing se dirigen a que esas emociones se transmitan en cada punto de contacto con sus empleados, con sus clientes y con sus partners. ¿Has visto algún anuncio de Red bull donde salga una lata y el precio al lado? No, y por eso se han posicionado líderes en su sector y por eso siguen creando contenidos originales cada día.

Lo que diferencia el branding de las ventas es la sostenibilidad y la confianza de tus clientes.

Un cliente de Apple es difícil que compre un Samsung. Apple ha creado una marca que da orgullo de pertenencia y genera satisfacción más allá de la calidad del producto y esto a la larga redunda directamente en las ventas y las hace sostenibles en el tiempo.

Si realmente eres capaz de crear una marca que transmita tus valores, creas contenidos y los compartes adecuadamente y lo mantienes en el tiempo, llegarás donde los demás no son capaces. Si no lo haces, siento decirte que en unos años nadie se acordará de ti ni de tu marca.

 

Quieres saber más? en este artículo de hablamos de la importancia de mantener la coherencia entre las políticas de RRHH y el Branding de la compañía.

 

 

Please follow and like us:
1 Comment
  1. Miguel Revelles
    5 diciembre, 2018Responder

    ¡Muy cierto! Crear una marca es eso que te permite competir por muchas más cosas, que por el simple precio.
    Pienso que cualquier empresa, por pequeña que sea, o cualquier profesional, ha de invertir en eso. Es una apuesta a largo plazo.
    ¡Gracias por el post!
    Un abrazo

Join the conversation

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Deja un comentario